Cómo hacer la declaración trimestral de IRPF con el modelo 130

El modelo 130 de pago fraccionado de IRPF es una de las obligaciones trimestrales de los autónomos y empresarios con Hacienda, como el modelo 303 con el IVA

Qué es el modelo 130 

El modelo 130 de pago fraccionado de IRPF es una declaración trimestral con la que autónomos y empresarios adelantan a la Agencia Tributaria parte de lo que después tendrán que abonar en la declaración de la renta.

Igual que a los trabajadores por cuenta ajena tienen una serie de retenciones a cuenta del IRPF, los trabajadores autónomos deben rendir cuentas con Hacienda cada tres meses. Con el modelo 130 de declaración trimestral de IRPF anticipan un 20% del beneficio que haya obtenido con su actividad económica.

Quiénes tienen que presentar el modelo 130 de pago fraccionado de IRPF

La declaración trimestral de IRPF es obligatoria para todos los empresarios que estén dados de alta en el IAE y su actividad no esté encuadrada en el sistema de módulos o estimación objetiva, en cuyo caso tendrán que rellenar el modelo 131.

Por su parte, los autónomos y freelance que realicen actividades procesionales también tendrán que presentar el modelo 130 salvo que más de un 70% de sus ingresos procedentes de la actividad incluyesen retención o ingreso a cuenta en el ejercicio anterior. 

Dicho de otra forma, si en la mayoría de tus facturas ya incluyes la correspondiente retención de IRPF, no tendrás obligación de hacer el modelo 130. Esto aplica a buena parte de los profesionales que ofrecen servicios.

Cómo hacer la declaración trimestral de IRPF

En el modelo 130 de pago fraccionado de IRPF haces balance contable de la actividad de la empresa o del autónomo en el ejercicio hasta ese momento. 

A diferencia de la declaración trimestral de IVA, donde todos los tipos de facturas de cada trimestre se computan de forma individual, en el modelo 130 se van sumando en cada trimestre para ajustar mejor el resultado de la actividad y el IRPF que hay que adelantar. 

Sobre esa cifra hay que calcular un 20%, que será el porcentaje a ingresar con el modelo 130 como adelanto del IRPF. ¿Y si el resultado es negativo? En ese caso el cálculo del modelo 130 será cero y no adelantarás nada ese trimestre.

Cómo rellenar el modelo 130

La declaración trimestral de IRPF se rellena a través de la página web de Hacienda y se dividen entre tus datos fiscales como declarante, el devengo, que indica el ejercicio y trimestre al que se refiere la declaración, y la liquidación del modelo 130.

El apartado de liquidación es donde debes incluir los datos de la actividad y el que servirá para rendir cuentas a Hacienda. Se divide entre tres apartados. Los dos primeros sirven para diferenciar entre el conjunto de actividades económicas y las actividades agrícolas, ganaderas y pesqueras. El último apartado, es el total de la liquidación y sirve como resumen de los anteriores. 

Esto es lo que debes indicar en cada uno de ellos:

Apartado I: Actividades económicas en estimación directa, normal o simplificada 

Este primer apartado incluye las casillas que van del número 1 al 7. 

En la casilla 01 debes consignar los ingresos de la actividad y en la casilla 02 los gastos. Los gastos deducibles en el modelo 130 son los mismos que después podrás incluir al hacer la declaración de la renta como autónomo.

La casilla 03 se encargará de calcular el resultado de la actividad restando los gastos a los ingresos. En la casilla 04 se calcula el resultado del modelo 130 para la actividad para ese trimestre tomando un 20% del resultado de la casilla 03 si es positivo. 

La casilla 05 y 06 se usan para recordar los datos de las declaraciones trimestrales de IRPF anteriores. En la primera tienes que sumar los importes de los modelos 130 que hayas presentado a lo largo del año y en la segunda las retenciones que ya hayas pagado.

Apartado II: Actividades agrícolas, ganaderas y pesqueras en estimación directa

Este apartado se reserva para quienes realizan actividades agrícolas, ganaderas y pesqueras.

Lo que cambia respecto al apartado anterior es el cálculo del resultado de la actividad, que no tiene en cuenta los gastos reales, sino que se toma como referencia un 2% de los ingresos para determinarlos. 

Apartado III: Total Liquidación

Aquí es donde se realiza el cálculo del modelo 130 tomando todos los datos anteriores. 

En la casilla 12 hay que incluir el resultado de los dos totales de los apartados anteriores y si es negativo, poner un cero.

La casilla 13 es la más compleja. Hace referencia al artículo 80 bis de la Ley de IRPF, que permite deducir hasta 100 euros si el rendimiento neto de la actividad es inferior a 12.000 euros. La cuantía a reducir depende de los ingresos concretos. Esta es la escala: 

  • Inferior a 9,000€  – Reducción: 100€
  • Entre 9,000€ y 10,000€ – Reducción: 75€
  • Entre 10,000€ y 11,000€ – Reducción: 50€
  • Entre 11,000€ y 12,000€ – Reducción: 25€

La casilla 14 es la resta del valor de la casilla 12 menos la 13, por lo que si no has podido recudir nada, la cifra será la misma que en la 12.

En la casilla 15 hay que sumar los valores negativos de declaraciones del modelo 130 anteriores (el resultado de la casilla 19 de declaraciones pasadas).

La casilla 16 sólo aplica si estás pagando un préstamo para la compra o rehabilitación de vivienda, en cuyo caso podrás deducir un 2% del importe de la casilla 03 o 08.

La casilla 17 es la diferencia entre las casillas 14 y 15 y la casilla 18 es para declaraciones complementarias.

Para terminar, verás el resumen de la declaración con el importe  a ingresar. 

Cómo presentar el modelo 130

Por último, sólo tendrás que entregar el modelo 130. Puedes hacerlo de dos formas:

  • De manera electrónica a través de la página web de la Agencia Tributaria.
  • En papel a través del documento que generará el mismo programa que se usa para la presentación electrónica.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Scroll to Top